Nuestros Inicios

Yo tenía alrededor de 13 años trabajando en un negocio familiar, parte de mis actividades consistían en hacer pedidos e ir personalmente a surtirlos. Siempre me ha gustado el orden en mis cuentas, así que registraba todas las operaciones del negocio en un sistema para pc que yo había hecho, cada venta, cada gasto, cada sueldo, todo estaba ahí; de esta forma yo podía saber cuántos ingresos teníamos, pero también cuanto habíamos gastado en el mismo periodo.

Cada vez que me iba a surtir, yo llevaba conmigo una libreta, en esa libreta yo registraba los gastos de gasolina, hotel, comida, casetas, propinas y también lo que invertía en mercancías. Desde el inicio yo lo había hecho de esta forma, siempre tenía que llevar una libreta a todos lados para hacer mis apuntes, en ocasiones la dejaba olvidada y muchas veces me resultaba un poco estorbosa. Afortunadamente me tocó vivir una época donde los celulares  y la tecnología evolucionaban muy rápidamente.

Yo llevaba mi celular a todos lados, cabía perfectamente en mi bolsa, lo usaba constantemente para enviar mensajes y para ver las redes sociales. Quizá podría encontrar una aplicación donde yo pudiera anotar todo lo que iba gastando, pensé que sería maravilloso si la aplicación me mostrará mi saldo y la distribución de mis gastos. Recuerdo que llegué muy animado a mi casa y me puse a buscar aplicaciones en Google Play Store, encontré algunas que me parecieron interesantes, en ese momento no había tantas como hoy, descargué todas las que encontré a mi celular para probar cómo funcionaban.

Después de probarlas,  entendí que ninguna de esas aplicaciones se ajustaría a mis necesidades. Pensé que quizá yo podría hacer una aplicación, después de todo tenía varios años desarrollando sistemas administrativos, solo tenía que experimentar.

Recuerdo que era el inicio del año 2013 cuando compré mis primeros libros de Android, los leía con mucho detenimiento y también dedicaba mucho tiempo a investigar en Internet, afortunadamente encontré varios blogs que tenían ejemplos básicos que me sirvieron de práctica.

Hice mi primer modelo basándome en el sistema administrativo que había desarrollado para pc, en realidad el primer modelo nunca se convirtió en una aplicación real.

Pensé que sería mejor iniciar con algo más simple, quizá podría volver al punto inicial de mi problema, que era registrar mis gastos cuando estaba alejado de mi pc, volví a tomar lápiz y papel. Mi mayor dificultad fue aprender a usar el limitado espacio de pantalla de un celular, estaba acostumbrado a desarrollar para pc, donde la pantalla y la velocidad de procesamiento es mucho mayor.

Seguí por un mes o dos hasta que surgió mi primera aplicación, fue un proceso de ensayo y error. Cuando me tocaba ir a surtir el negocio me llevaba mi nueva y reluciente aplicación, me encantaba registrar cada gasto. También apuntaba todo lo que no me gustaba para corregirlo en mi casa, la nombré Gastos de Compras.

Al fin tenía lo que ocupaba, recuerdo que un amigo vio mi aplicación y me pidió una copia. Después de unos días me dijo que le había gustado, que sería buena idea publicarla en Google Play Store.

Llené los formularios y la publiqué, no tenía nada que perder. Mientras Gastos de Compra se hacía pública, dedique mi tiempo a trabajar en el siguiente proyecto que tenía en mente, una aplicación donde pudiera llevar mi contabilidad, tal y como lo venía haciendo en mi sistema para pc, así fue como me embarqué en una nueva aventura, todavía no sabía cómo lo lograría pero sabía que la aplicación se llamaría Gastos Diarios.

Al publicar Gastos de Compras tenía pocos usuarios, ellos me enviaban correos y me daban su opinión, todos los días leía los comentarios, confieso que se volvió algo adictivo. Yo quería que Gasto Diarios fuera mejor, así que dedique más tiempo al diseño y estructura de la aplicación.

daily_expensesEl 14 de Noviembre de 2013 publiqué la versión 1.0 de Gastos Diarios, para mi sorpresa esta aplicación tuvo mayor éxito que su predecesora, yo siempre digo que fue como una bola de nieve bajando una ladera de montaña, cada vez más grande, cada vez más rápido. La primera versión se publicó en español y rápidamente añadí una traducción en inglés, sin embargo fue en Brasil donde había más y más usuarios, así que añadí una mala traducción al portugués, digo mala porque yo no sé portugués y me ayudé con Google Traductor, así que había varias incongruencias en el texto.

Durante el siguiente año, todos los días recibía correos con descripciones de fallos, algunas felicitaciones y sugerencias, muchas sugerencias, me decían que la aplicación era buena pero que podía ser mejor si agregaba tal o cual cosa. Yo dedicaba de 6 a 10 horas diarias en atender a los usuarios, estudiar Android y en experimentar con  código de programación, por esos días hice mi vida social a un lado y enfoque toda mi energía a mis aplicaciones.

Los usuarios aumentaron y las traducciones también, la aplicación se empezó a descargar por varios países para los que no estaba traducida, algunos usuarios que hablaban dos idiomas me ayudaron mucho al mejorar las traducciones, cuando menos me di cuenta alcancé un millón de descargas.

Cuando miro al inicio de este proyecto, me cuesta trabajo entender lo lejos que ha llegado. En un punto tuve que mirar atrás y entender que vida había cambiado, mi trabajo anterior me gustaba pero la programación me apasionaba. Me tomo varios meses tomar la decisión, pero finalmente dejé el trabajo en el negocio de mi familia y aposté todo por Gastos Diarios.

Ahora me siento orgulloso al decir que soy oficialmente un desarrollador de aplicaciones de Android, mi trabajo es muy demandante, un bug puede volver locos a los usuarios y ellos me pueden volver loco a mí. Con cada actualización hay una gran cantidad de detalles que debo cuidar, la tecnología mejora todos los días por lo que es indispensable seguir estudiando para no quedarme atrás, así es esto y es lo que me gusta hacer.

mapa mundial